La madurez de Llull llega en el mejor día

El jugador mallorquín dirigió la orquesta del equipo de Pablo Laso que dio una verdadera lección de acierto en el Sant Jordi para llevarse el MVP del torneo y la copa para la capital.

Con 24 años de edad, el base internacional Sergio Llull ha dado un paso adelante en su carrera y la maravillosa competición de la Copa, ha podido servir para que Sergio alcance su mejor nivel. En una final donde los blancos mandaron en todo momento, Llull  comandó el ritmo del partido a su antojo y como en la semifinal frente a Banca Cívica, sumó a la dirección un extraordinario porcentaje de acierto en el tiro.

El Madrid llevaba años detrás de este torneo y contaba con dos finales consecutivas perdiendo frente al rival de ayer, una de ellas en su casa. Los blancos salieron dispuestos a todo y sin ese miedo que les había creado el Barça en los últimos tiempos, donde parecían que habían perdido el partido antes de jugarlo. Los azulgranas partían como favoritos por su trayectoria y por ser el anfitrión del torneo, aunque una vez más, este no fue un factor decisivo.

La copa se cierra con un balance general exquisito como casi cada año, un Sant Jordi ejemplar con las ocho aficiones y que presentó una genial aspecto durante los cuatro días del campeonato. El Madrid es un más que justo merecedor del torneo y Sergio Llull consigue un MVP que le debería hacer todavía mejor jugador y dar ese salto de calidad que parecía que se le resistía últimamente.

Destacar por otra parte que la ciudad de Barcelona, ha sido el eje del baloncesto durante estos últimos días, ya que aparte de la Copa, se ha disputado también la minicopa, donde se jugó la final con los mismos protagonistas pero un diferente resultado; en esta ocasión los infantiles del Barça vencieron a los del Madrid en una competición de mucho nivel y donde ha destacado una ejemplar oraganización.

 

Comentarios están cerrados.